Fijan Diputados del PRD posicionamiento respecto al V Informe de Gobierno de Alejandro Murat

Por Staff / @innformate

La rendición de cuentas es una de las prácticas políticas más importantes del actual Estado Democrático, la cual involucra ética, transparencia, legitimidad, eficiencia y evaluación del estado que guardan las administraciones públicas 

Durante años, el Partido de la Revolución Democrática ha pugnado porque el acto del informe de gobierno se convierta en una herramienta indispensable y en punto de referencia de la confianza ciudadana en sus gobernantes; en análisis sociales y políticos que estos conlleven al desarrollo de la calidad democrática; pero más allá, que estos se conviertan en las mejores pruebas de compromiso, honestidad y capacidad de los gobernantes con el desarrollo de su pueblo y su propia conciencia política.

Hoy, ante la entrega del V informe del Gobernador Alejandro Murat sobre la situación que guarda la administración pública del Estado de Oaxaca, observamos con gran pesar que un acto del titular del Ejecutivo frente al Legislativo, de escrutinio y revisión crítica, se ha convertido en un espectáculo de complacencia al mandatario en turno.

Es lamentable que el informe que rinde el Gobernador no refleje la realidad de nuestro Estado, la suma de los 5 años en que este gobierno arrastró a nuestra entidad, y a miles de familias Oaxaqueñas a la pobreza, desempleo, corrupción, inseguridad, marginación, exclusión y violencia.

Oaxaca es de las 17 entidades con observaciones de la Auditoria Superior de la Federación por Irregularidades,

Somos la sexta entidad con mas robos con violencia, el cuarto lugar en secuestros, el octavo lugar en homicidios culposos, robo de vehículos y a negocios, con una percepción social de inseguridad del 75.9% y en donde la violencia familiar, violencia feminicida, la marginación y la exclusión no han disminuido en la realidad social.

Somos una entidad en la cual la inseguridad y el delito costaron a los hogares del estado de Oaxaca 5 mil 820.5 millones de pesos en el año 2020 y en la que, a partir de 2017, se ha convertido en la entidad con el mayor número de trabajadores ocupados en condiciones de informalidad con un 78%.

Las condiciones de marginación en la que viven aún miles de Oaxaqueñas y Oaxaqueños han pretendido ser combatidas con programas asistencialistas que no resuelven el círculo vicioso de la pobreza ni han elevado sustancialmente la calidad de vida de población. Los resultados, pese a lo estruendoso de las afirmaciones gubernamentales, no son visibles y solo han servido para el saqueo de los recursos públicos.

La política ambiental en estos cinco años ha sido inexistente y las obras publicas han privilegiado la justificación de recursos públicos sobre el derecho colectivo a un ambiente sano, tal y como acontece en las obras de símbolos patrios.

Tan solo el manejo de los 3 mil 500 millones de pesos, que solicito el Gobierno de Alejandro Murat a la anterior legislatura y los 13 mil 151 millones de pesos de la reestructuración de la deuda a largo plazo, no lo vemos reflejado en el Desarrollo de la entidad.

La conclusión de las grandes obras como lo son las autopistas a la región del istmo y la costa, solo fueron su promesa de campaña, y han sido el reflejo de la corrupción, incapacidad y descredito de esta administración, y las cuales ha tenido que rescatar la federación.

Oaxaca es el estado en el que desde 2016 han asesinado a más de 556 mujeres por razón de género.

Oaxaca ocupa el cuarto lugar en perdida del empleo y por tanto somos el primer lugar en protesta de servidores públicos a consecuencia a incumplimiento de sus pagos, vivimos en la mayor crisis del sector salud a consecuencia de la falta de medicamentos, equipamientos, personal que le dé cobertura al total de nuestra población. 

El Gobierno del Estado no ha cumplido con el Plan Estatal de Desarrollo aprobado por esta misma administración, por lo que si contrastamos los resultados, podemos darnos cuenta de la ineficiencia e incapacidad de la administración de Alejandro Murat.

Ante este panorama, las y los Oaxaqueños nos encontramos en una línea borrosa e imperceptible de los resultados entregados por esta administración, al grado que naufragamos en la crisis política, social y económica, con la concentración del poder en pocas manos, y que, a causa de esas pocas manos, hoy las y los Oaxaqueños tengamos que afrontar un panorama difícil. 

En los próximos días, tendremos la oportunidad de alzar la voz, en nombre de las y los Oaxaqueños, para ello analizaremos con profundidad el informe que consta de un detalle pormenorizado de los 5 ejes rectores y las acciones ejecutadas, de acuerdo con el Plan Estatal de Desarrollo 2016–2022. 

Ante ello, el Partido de la Revolución Democrática, vigilará y revisará celosamente el Estado que guarda la administración estatal, se dedicará a la construcción desde el Congreso de un estado mejor, con paz y democracia, con crecimiento económico sostenido que nos aleje de la pobreza, del rezago y de la marginación, construiremos una agenda legislativa que incluya e incorpore todos los temas que resulten de interés para las y los Oaxaqueños.

Dicho posicionamiento es signado por los legisladores, Victor Raúl Hernández López, Minerva Leonor López Calderón e Isabel Martina Herrera Molina, quienes integran el Grupo Parlamentario del PRD en la LXV Legislatura del Honorable Congreso de Oaxaca.

Asimismo por el Presidente de la Dirección Estatal Ejecutiva del PRD, Tomás Basaldú Gutiérrez; Raymundo Carmona Laredo, Secretario General

Comentarios