Revela Censo 2020 una disminución de afromexicanos en Oaxaca

A pesar de ser Oaxaca el tercer estado con mayor número de personas que se autorreconocieron como negros, afromexicanos o afrodescendientes, el Censo de Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) presenta una disminución en comparación con la Encuesta Intercensal 2015.

“Hubo un decrecimiento, ahora somos menos”, afirmó la coordinadora de la Unidad para el Progreso de Oaxaca (Unproax), Beatriz Amaro Clemente.

La activista informó que la Encuesta Intercensal 2015 registró a 196 mil 213 habitantes autorreconocidos como negros, afromexicanos o afrodescendientes, equivalente al 4.95 de la población en el estado, mientras el Censo de Vivienda 2020 a 194 mil 474, correspondiente al 4.71 por ciento.

Explicó que la disminución de la población, principalmente en los municipios de la franja llamada La Llanada de la región de la Costa, obedece a muchos factores sociales, sobre todo, a la migración.

Detalló que si bien, su municipio San Juan Bautista Lo de Soto, presentó un 95.7 por ciento de población autorreconocida como negra, afromexicana o afrodescendiente, el más alto en la zona, en las demás municipalidades disminuyó el porcentaje.

“Muchos habitantes de esos municipios han migrado a los Estados Unidos, a Querétaro y a Baja California Sur. A Los Cabos, familias enteras han migrado en los últimos años. Por eso, Baja California Sur tiene ahora una mayor población afro”, añadió.

Encuestadores del Inegi 

Además, destacó que el decrecimiento se originó por la incorrecta aplicación de la pregunta a los encuestados para autorreconocerse como negros, afromexicanos o afrodescendientes en el Censo de Vivienda 2020.

“Se cuestionó en su momento que los encuestadores no aplicaron bien la encuesta, porque supuestamente se molestaban las personas cuando se les preguntaba si se autorreconocían como afros. Incluso, a mis familiares en la Ciudad de México y en el Estado de México, no les hicieron la pregunta”, señaló.

Resaltó que la pandemia del coronavirus también influyó en los resultados del Censo de Vivienda 2020, ante el confinamiento como medida para evitar los contagios.

“La sana distancia se decretó el 23 de marzo del año pasado, pero según el Inegi sus encuestadores trabajaron hasta el 30 de marzo para completar el censo, pero tenemos evidencias que omitieron la pregunta para optimizar los tiempos”, apuntó.

Además, Amaro Clemente dijo que el Censo de Vivienda 2020 no ofrece estadísticas correctas, porque presenta a las comunidades con población negra, afromexicana o afrodescendiente con niveles de desarrollo similares a la media nacional, cuando la realidad es otra.

“En las comunidades, las condiciones de vida y el nulo desarrollo son distintos a las estadísticas del Inegi”, terminó.

Información de nvinoticias.com

Comentarios