Gasto pulveriza "ahorro" del gobierno de Oaxaca


Mientras el gobierno del estado anunció con bombos y platillos un ahorro de más de 50 millones de pesos en los 20 meses, el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFEO) detectó un sobregiro de 11 mil 215 millones 77 mil 909 pesos con 85 centavos únicamente en el gasto corriente del ejercicio fiscal 2017. ¡224.30 veces más que el supuesto ahorro!

En días pasados, el secretario de administración Carlos Melgoza Martín del Campo aseveró que el plan de austeridad implementado por el gobernador Alejandro Murat ha dado como resultado un ahorro de más de 50 millones de pesos en el gasto público, logrando mejorar la administración y destino de los recursos estatales en beneficio de la sociedad oaxaqueña. Aseveró que la despresurización en el gasto hizo posible hacer frente a necesidades inmediatas, como fue el caso de la emergencia del mes de septiembre del año pasado con los sismos y lluvias atípicas.

El funcionario público afirmó que se realizaron ajustes al gasto corriente que incluyen servicios personales, compromisos contractuales; materiales y suministros, además de servicios generales, entre otros, garantizando que las dependencias y entidades públicas cuenten con las herramientas necesarias para cumplir con los bienes y servicios que se otorgan a la sociedad.

Sin embargo, en el Informe de Resultados de la Fiscalización de la Cuenta Pública Estatal 2017, elaborado por la OSFEO, se subraya que el gasto corriente devengado presenta una diferencia -con respecto al importe autorizado en el presupuesto de egresos- de 11 mil 215 millones 77 mil, 909 pesos con 85 centavos, representando una variación del 24.79 por ciento.

Apunta que los conceptos de gasto de capital, amortización de deuda, pensiones y jubilaciones, y participaciones, reflejan un importe devengado superior a lo autorizado en el presupuesto de egresos.

La mayor erogación de este sobregiro se dio en el concepto de gasto corriente, es decir en los pagos por remuneraciones, seguridad social; materiales y útiles de administración; alimentos y utensilios; servicio de arrendamiento; servicios bancarios; servicio de mantenimiento, conservación e instalación; servicios de difusión e información; transferencias para el pago de intereses, comisiones y gastos; comisiones y gastos de la deuda pública.

Gastos del estado

El documento del órgano fiscalizador informa que de los 62 mil 219 millones 482 mil pesos aprobado en el Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal 2017 por el Congreso del estado, la administración pública gastó 74 mil 950 millones 775 mil pesos, es decir 12 mil 731 millones 293 mil pesos, lo que representa un 20.46 por ciento más de lo autorizado por los legisladores.

Para deuda pública se aprobaron mil 192 millones 768 mil pesos, pero se gastaron 3 mil 257 millones 688 mil pesos, es decir hubo un sobregiro del 173.12 por ciento; en tanto que para participaciones y aportaciones se destinaron 4 mil 572 millones 242 mil pesos y se erogaron 5 mil 103 millones 529 mil pesos, un 11.62 por ciento más.

También se destinaron 411 millones 882 mil pesos para jubilaciones y pensiones pero se gastaron 800 millones 837 mil pesos, un 21.60 por ciento más; aunque en el rubro de gasto de capital hubo una reducción, ya que de los 10 mil 798 millones 101 mil pesos se gastaron 9 mil 269 millones 155 mil pesos, un 18.83 por ciento menos de los recursos aprobados.

Los gastos de inversión son los destinados al incremento inmediato o futuro del patrimonio del Estado. Los pagos que se hace por estudios de pre-inversión; ejecución de obras; compra de maquinarias y equipo; préstamos y adquisición de valores; transferencia de recursos para gastos de la misma índole.

La OSFEO precisa además que el análisis realizado al comportamiento del gasto en esta clasificación, refleja que para el gasto corriente se destinó el 75.33 por ciento del total de los recursos devengados, mientras que, del gasto de capital, las erogaciones significaron el 12.85 por ciento; con respecto al porcentaje de los recursos devengados por participaciones, deuda pública, pensiones y jubilaciones fue de 6.81 por ciento, 4.35 por ciento y 0.67 por ciento, respectivamente.

Comentarios