Dañaron sismos 357 templos en Oaxaca


A causa de los terremotos de septiembre del año pasado, 357 templos sufrieron afectaciones en la arquidiócesis de Antequera-Oaxaca y en las diócesis de Huajuapan de León y Tehuantepec, así como en la prelatura Mixe.
Según el Informe de Templos Católicos Dañados en Septiembre del 2017, elaborado por el Observatorio Nacional de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), los fenómenos geológicos provocaron un daño incalculable en mil 861 edificios religiosos, especialmente en mil 603 inmuebles históricos, como templos, capillas, seminarios, santuarios, conventos, ex conventos, catedrales, etc, ante las numerosas afectaciones estructurales.
Por ser la más afectada y ser corresponsable al tener a su cargo y resguardo inmuebles de propiedad federal, la Iglesia Católica también se dio a la tarea de integrar una estadística a fin de conocer, medir y evaluar de forma específica los daños ocasionados a estos inmuebles históricos y no históricos.
Entre las afectaciones, se encuentran daños menores, inclinaciones y abertura entre muros y el techo, fractura en torre, fisuras, daños estructurales en bóveda y daños estructurales.
Las afectaciones se concentran en 26 de las 95 diócesis de México, fundamentalmente en la arquidiócesis de Puebla y las diócesis de Cuernavaca, Huajuapan de León y de Tlaxcala.
Afectado más de 1 de cada 4
De esta manera, el daño a los inmuebles de la Iglesia Católica en México equivale al 27.36 por ciento del total.
En el caso de la arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, 109 inmuebles sufrieron daños, 150 en las diócesis de Huajuapan de León, 87 y Santo Domingo Tehuantepec y 11 en la Prelatura Mixe.
Dentro de estos, se encuentran 287 templos están catalogados como monumentos históricos.
En las 26 diócesis afectadas, 17 catedrales sufrieron daños menores, medios y severos, entre estas, con mayores afectaciones, se encuentra la Catedral de Santo Domingo de Guzmán, en Tehuantepec.
De acuerdo con el Informe de Templos Católicos Dañados en Septiembre del 2017, si bien la Iglesia Católica ha recibido la solidaridad de muchas personas e instituciones interesadas en colaborar en la reconstrucción de los templos, la dimensión de los daños es millonaria y seguirán haciendo falta recursos para atender a la reparación de cada uno.
No obstante los templos no históricos podrían ser los más accesibles en cuanto a una reparación inmediata, debido a que los proyectos de rescate, desde el aspecto arquitectónico y financiero, no exigen tan rigurosos protocolos, lo que permite una dinámica más fluida para la recaudación y la gestión de los recursos a fines a la reparación coordinada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
Pide ayuda la CEM
“A los fieles católicos afectados y a la sociedad en general compete, mantenerse al tanto de las etapas de reconstrucción y ser conscientes de que por la cantidad de inmuebles que se dañaron y por su tipo, la reconstrucción de los mismos será un proceso lento. Pero además que su cooperación y solidaridad es imprescindible para agilizar este periodo de reparación”: CEM.
Urgen recuperar San Vicente Ferrer
El administrador apostólico de la Diócesis de Santo Domingo Tehuantepec, Lucio Santiago Santiago urgió al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dar celeridad a la reconstrucción del templo de San Vicente Ferrer, afectado por el sismo del 7 de septiembre del año pasado, porque representa “el corazón del pueblo” de Juchitán de Zaragoza.
“Es un lugar de encuentro comunitario para los fieles y el ver destruido su templo aumenta el dolor por la tragedia”, asentó.
El también párroco de San Vicente Ferrer, expuso que si bien personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), contrató a una empresa constructora para realizar el apuntalamiento de una torre de los campanarios ante el riesgo de venirse abajo, aún no se han iniciado los trabajos físicos.
“Como en la reparación y reconstrucción de las viviendas, hacemos eco en esa lentitud”, asentó.
LENTITUD DEL INAH
Explicó que el INAH se ha concretado últimamente a realizar estudios de mecánica de suelos para después iniciar la reconstrucción de ese inmueble catalogado como histórico.
“Entran unas personas, salen otras, nos dicen que están trabajando, que una reconstrucción de un inmueble de este tipo no es fácil, pero ya han pasado seis meses”, señaló.
Detalló que el INAH se ha comprometido a iniciar la reconstrucción del templo de San Vicente Ferrer a más tardar en la segunda quincena de este mes, por ser una prioridad para el gobierno federal.
”Para nosotros existe lentitud, porque a medio año, solo está el apuntalamiento. Nos preguntamos, si San Vicente Ferrer es prioritario para el gobierno, ¿cómo será para otros templos?”, cuestionó.
Destacó que la reconstrucción del templo es de gran importancia para Juchitán de Zaragoza por la gran devoción a San Vicente Ferrer, sobre todo después de la tragedia.
Reciben ayuda española
Y subrayó que la parroquia de La Asunción de la ciudad española de La Vall d’Uixó, hermanada con Juchitán de Zaragoza por devoción a similar San Vicente Ferrer, envió 260 mil pesos ayuda financiera para auxiliar a los damnificados.
En este caso, se están utilizando para elaborar catres y bastidores para tejido, para atender las necesidades de más de 100 familias juchitecas.

Comentarios