Tras “limpia”, echan a 144 trabajadores del Hospital Civil de Oaxaca


En vez de abatir el déficit de 50 enfermeras en el Hospital General doctor Aurelio Valdivieso, 78 ya fueron echadas. Lo mismo ocurre con 22 médicos especialistas, cuando lo que se requiere es la contratación de 35.
La “limpia” que anunció el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Juan Díaz Pimentel, y que comprende el despido de 2 mil 300 trabajadores de contrato, alcanzó a 144 que laboraban en este nosocomio.
El 1 de noviembre pasado Germán Tomás Millán Cortés fue contratado por los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) como cirujano oncólogo del Hospital General doctor Aurelio Valdivieso y absorbió las funciones de atención referentes a cáncer ginecológico.
“El médico que veía esos padecimientos se jubiló y quien operaba pidió un permiso de tres meses”, una combinación de circunstancias que le hacen hacerse cargo de 40 consultas de la especialidad a la semana y realizar seis cirugías a la semana, en promedio.
Si hay otros dos oncólogos en el nosocomio uno es clínico, por lo que se dedica a dar consultas y quimioterapias, el otro al programa de cáncer de mamá.
Si hubiera atendido el anuncio “mediático” del titular de los SSO de que por ser personal de contrato sería corrido, no habría quién supliera sus funciones.
En similares condiciones está José Saúl Domingo Leco Romero, especialista en urgencias médico quirúrgicas y sub especialista en medicina del enfermo en estado crítico.
Junto con otro médico intensivista de contrato, trabaja en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital desde el 16 de abril del 2016. Ambos son los únicos dos intensivistas.
Lo ideal sería tener cinco más para completar una plantilla que cubra todos los turnos, incluyendo los de fin de semana en un área con seis camas que al año registra entre 380 y 400 ingresos.
“El hecho de quitar personal médico comprometería el seguimiento integral del paciente, comprometiendo su salud, propiciando más defunciones o un aumento en los costos por la pérdida de contratos”, opinó.
Corridos mediáticamente
Si bien a Filiberto Cruz Vicente, médico neumólogo no le han renovado contrato en lo que va de enero, considera que a él, junto con otras 143 personas que laboran en el hospital los han corrido de palabra, porque “no nos han notificado nada”.
Por ser un hospital de concentración, consideró que en Valdivieso deberían existir al menos dos médicos neumólogos y no sólo uno, además de que “faltan endocrinólogos, urólogo y otros especialidades”.
En total son 22 médicos lo que faltan entre especialistas y sub especialistas de acuerdo a estimaciones del secretario general de la subsección 07 de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSA), Alberto Vásquez San Germán .
“Nada más cuando abran la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) se requerirán 17 neonatologos, sólo hay cinco, nos faltan 12”, detalló.