Delegados regionales en Oaxaca, vuelta al autoritarismo: PRD


La designación de coordinadores y delegados de gobierno en la presente administración gubernamental representa una vuelta al autoritarismo y las viejas práctica de control político con recursos del erario, con miras a la elección federal del 2018, aseveró el coordinador de la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Carol Antonio Altamirano.

“Los 38 nuevos funcionarios de gobierno, que tendrán un trabajo de control político en las comunidades de toda la entidad, constituyen además una ofensa para el pueblo oaxaqueño, porque de acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), cada año Oaxaca tiene mayor número de pobres, y estos funcionarios representan más gasto y una burocracia obesa”.

El diputado perredista sostuvo que la reedición de viejas prácticas priístas parece ser el modelo de gobierno en la administración actual.

“Lo único que se busca con esta nueva burocracia es mantener un control político de autoridades municipales, organizaciones sociales y ciudadanos, a partir de la entrega de servicios públicos, programas y acciones de gobierno, que no deberían estar sujeta a ninguna condición, sino a las propias necesidades de la gente”.

“Sin duda esta es una estrategia con miras al proceso del 2018, que busca asegurar una base electoral al PRI y, por tanto, se está poniendo al servicio de este partido la estructura de gobierno, que tendría que servir para atender las necesidades de la gente y no para la cooptación de votos”.

Subrayó que esta es otra faceta del autoritarismo que pretende instaurarse en la entidad, “ante la evidente incapacidad para atender los problemas de la sociedad y la nula obra pública en las comunidades”.

“En verdad es lamentable que lejos de destinar recursos para la obra pública, se contrate a personas que se han destacado como militantes del PRI y cuyo trabajo será convencer u obligar a los habitantes de las regiones a votar por el partido tricolor a cambio de migajas”.

Dijo que en muchas de las comunidades no hay medicamentos, pavimentación, incluso, alimentos, “pero esta administración puede darse el lujo de contratar operadores políticos para que la derrota del PRI en el 2018 en la entidad, no sea tan grande”.

Antonio Altamirano expresó que la contratación de coordinadores y delegados no abona además a la gobernabilidad, “porque con sus prácticas autoritarias y prepotentes lo único que consiguen es crear más conflictos en los pueblos”.

Expresó que si en realidad creímos alguna vez que el dinosaurio había muerto, en Oaxaca nos estamos dando cuenta que no es así y que, por el contrario, ya se alista para comprar y coaccionar el voto a favor del PRI.