Secretario de Seguridad en Oaxaca reparte culpas por la inseguridad

Muchos son los factores que obstaculizan las tareas de seguridad en Oaxaca, pero entre las más importantes destacan la politización del tema, el desconocimiento social a las responsabilidades que tocan a cada instancia y, la poca participación ciudadana en temas preventivos.
Al respecto, el secretario de Seguridad Pública en la entidad (SSPO), Raymundo Tuñón Jauregui, reconoció que proteger la integridad de la población no es tarea fácil, cuando la población no comprende del todo el papel que le corresponde atender a cada entidad involucrada en el tema, por lo que la percepción que se tiene respecto a la efectividad de los cuerpos policiales, en este caso el estatal, suele ser errónea.
Tunón Jauregui, argumentó que la visión que se tiene respecto a la capacidad de las fuerzas estatales se crea desde la perspectiva de quien es víctima o no de una situación de riesgo: “Si tú entrevistas a quien no fue víctima te dirá que se siente segura, en caso contrario, la óptica del que vivió un suceso de esa naturaleza es distinta”, justificó.
Lamentó que la sociedad no diferencie aún la responsabilidad que tiene cada nivel de gobierno y, en consecuencia, cada instancia dedicada al tema de la seguridad y al de aplicación de justicia, lo que motiva al juicio subjetivo de la población respecto al desempeño que tiene, en este caso, la Secretaría de Seguridad Pública.
“En esta tarea tenemos responsabilidad el municipio –con sus destacamentos- el Gobierno Estatal, a través de no solo de esta dependencia que es preventiva, sino de la Fiscalía General que atiende, persigue y resuelve los delitos; los jueces y magistrados que sancionan e imponen la ley, la Federación con la asignación de recursos e incluso los diputados que legislan al respecto”, expuso.
También la sociedad
Añadió que la sociedad no se encuentra exenta de responsabilidad, pues su función es evaluar el esfuerzo que realiza cada área que atiende este asunto, por lo que urgió el interés de ésta para conocer, entender y cambiar el concepto que se tienen de la eficacia o no de los responsables de la seguridad pública.
Tuñón Jauregui afirmó que la apuesta en materia de seguridad debe centrarse en el tema de la prevención, que de aplicarse de manera eficaz y correcta, amortizaría la tasa delictiva. La capacitación es otro de los métodos que debe perfeccionarse a fin de que el personal dedicado a esa tarea, conozca no solo de tácticas, sino de la aplicación correcta del nuevo Sistema Penal Acusatorio, indicó.
Aumentan delitos
Sin negar del todo que ha habido un incremento en la comisión de delitos, el titular de la SSPO explicó que la inseguridad obedece -de alguna forma- a la descomposición social y al crecimiento demográfico.
Empero, más allá de ello, existen factores en Oaxaca que obstaculizan la labor de resguardo y protección de la sociedad, y esos, son la politización que se hace de todas las acciones de gobierno y el sistema normativo de usos y costumbres que rige a muchas comunidades, donde la figura policial es desplazada por los topiles.
“Con la Seguridad no se hace política, no debe haber colores, en este asunto o somos parejos o no podemos proteger realmente a la población y, desafortunadamente, aún hay autoridades que parecen no comprenderlo, ello y los usos y costumbres frenan el avance de las estrategias en el estado”, acusó el funcionario.
En ese sentido, detalló que la distribución de equipo y uniformes para los cuerpos municipales de policía, no depende de acuerdos o favoritismos, sino del cumplimiento de las condiciones que se establecen en la ley correspondiente para la incorporación de los elementos, y que van desde cumplir con determinado nivel escolar, hasta la obtención del certificado de control y confianza.
Desafortunadamente, dijo que muchas autoridades municipales se muestran indiferentes al cumplimiento de las condiciones por desconocimiento o porque alegan posiciones políticas de parte del Gobierno estatal, que nada tienen que ver y, ejemplo de ello, es que en enero del presente año se convocó a los 570 presidentes municipales de la entidad para capacitarlos en ese y otros temas, llamado al cual acudieron solo 110 funcionarios de los cuales muchos ni siquiera eran autoridades.
“Cuando las autoridades se acercan a pedir equipo y armamento, resulta que existe impedimento para dárselos porque su policía no está certificada, por ello me he visto en la necesidad de pedir apoyo a los diputados locales para que conminen a los presidentes municipales de los distrito que representan, a cumplir con lo que marca la ley, de no hacerlo, no podremos avanzar en el tema”, advirtió.
A pesar de ello, los esfuerzos para dar certeza a la sociedad y sus familias continúan, e incluso, afirma el secretario de Seguridad Pública, dan resultados positivos.