En Oaxaca 42 mil niños estudian en instalaciones improvisadas





En Oaxaca 42 mil niños y niñas no tienen acceso a una escuela del sistema regular de educación pública.

El rezago en infraestructura escolar y acceso a ésta los obliga a asistir a clases en salones improvisados, a veces sin paredes o elaborados de carrizo, madera o lámina, y recibir cátedra con “líderes comunitarios” denominados así a jóvenes entre 16 y 29 años con escolaridad mínima de secundaria.

La delegada del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) en Oaxaca, Zory Ziga Martínez, señaló que a nivel nacional Oaxaca es el tercer estado con mayor población y localidades en éste sistema el cual, asegura “se brinda educación de calidad”.

A 46 años del nacimiento del Conafe en 1971, la población en edad escolar pero sin acceso a escuelas y maestros del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), ha incrementado.

En la actualidad, de acuerdo con datos de la delegada, hay 22 mil niños y niñas en educación iniciar y 20 mil más en educación indígena concentrados en localidades de 558 municipios en donde no existe una escuela formal del IEEPO.

A nivel nacional, de acuerdo con el informe 2016 del Conafe, en el ciclo escolar 2014-2015, Oaxaca se ubicó dentro de los primeros cinco estados con mayor cobertura en educación preescolar y primaria, pero en el penúltimo en cuanto a la cobertura en nivel secundaria.

    Cobertura
    Entidades con el mayor número de comunidades con población indígena atendidas por el Conafe
    26 mil comunidades en todo el país
    3 mil 287 en Chiapas
    2 mil 304 en Veracruz
    mil 450 en Oaxaca
    mil 401 en Hidalgo
    mil 383 en Michoacán
 
Zory Ziga señaló que la falta de infraestructura es uno de los principales obstáculos para que las y los niños que forman parte de la comunidad CONAFE reciban educación en el sistema regular.

“Generalmente son comunidades con asentamientos que tienen incluso población migrante como en la región de Tuxtepec que son jornaleros agrícolas que van a trabajar en la zafra, es por ello que estamos presentes teniendo como mínimo cinco niños”, justificó.

La funcionaria señaló que el alto índice de población infantil en el sistema Conafe no habla de un rezago educativo sino de un rezago en el acceso a los servicios educativos”.

“No es tanto el rezago educativo, es el acceso, como el traslado a las comunidades se dificulta a veces para las familias, es mejor trasladar a un instructor. No se trata de un rezago educativo, eso lo estamos atendiendo, es más bien de acceso a los servicios educativos”, declaró

La instrucción educativa impartida por la Conafe está a cargo de jóvenes de entre 16 y 29 años de edad, por lo general originarios de zonas rurales y con escolaridad mínima de secundaria, reconocidos bajo la figura de “líderes comunitarios”.

Ellos prestan su servicio social como figuras educativas durante uno o dos años, tiempo en el cual se instalan en la comunidad; a cambio reciben una beca para continuar con sus estudios y un apoyo económico mensual durante la prestación del servicio.